Preocupación por el posible cierre del INADI y de toda política en defensa de los derechos de las diversidades

Desde la Federación Argentina LGBT+, manifestamos nuestra preocupación ante los trascendidos de un posible cierre del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) entre otros organismos de vital importancia para muchas personas en nuestro país.

A partir de los atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA, con el objetivo de dar cumplimiento a compromisos internacionales en materia de derecho a la igualdad y la no discriminación, durante la Presidencia de Carlos Menem, se sancionó, en 1995, la Ley N° 24.515 que dio lugar a la creación del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo. Este organismo comenzó sus tareas en 1997 y su primer presidente fue el periodista Víctor Ramos.

Si bien el INADI no ha estado funcionando como hubiéramos deseado en estos últimos años, ya sea por el vaciamiento y el ajuste que aplicaron sobre el organismo los gobiernos de Mauricio Macri y Alberto Fernández o por la utilización partidaria, la inoperancia en materia de gestión y las violencias hacia les trabajadores ejercida por su última interventora, Greta Pena, consideramos que cerrarlo atentaría contra los principios esenciales de su creación, en 1995, que fueron y son elaborar políticas nacionales para combatir toda forma de discriminación, xenofobia y racismo impulsando y llevando a cabo políticas públicas federales y transversales, articuladas con la sociedad civil y orientadas a lograr una sociedad diversa e igualitaria.

También nos preocupa la inexistencia de un espacio institucional que trabaje específicamente para garantizar la igualdad y no discriminación hacia las diversidades en nuestro país, espacio que con distintas denominaciones y jerarquías existió a nivel nacional desde el 2008 hasta este año.

Más allá de las críticas que hemos hecho -y que sostenemos- al funcionamiento de estos espacios durante estos últimos años producto de la falta de presupuesto y de conducciones deficientes, también podemos dar fe de la honestidad y compromiso de sus trabajadores a quienes se les debe respetar su estabilidad laboral. No ratificarles claramente esto, en este momento del año, próximo a las fiestas familiares y a licencias ordinarias que deberían poder utilizar para descansar, es ni más ni menos que un acto de crueldad.

Así como las críticas respecto de las situaciones de inseguridad y la política pública en esta materia no dan lugar al cuestionamiento de la existencia misma del Ministerio de Seguridad, las deficiencias en la política pública de género, diversidad y no discriminación, no deberían dar lugar al cuestionamiento de los espacios que desarrollan política pública contra las violencias de género y para la igualdad y no discriminación.

“Desde la creación de la FALGBT+, nos hemos comprometido para construir igualdad en todo el país; alcanzar un ideal de sociedad igualitaria detectando los problemas, asesorando, acompañando y promoviendo proyectos y herramientas para erradicar las prácticas sistemáticas que siguen excluyendo a muchos grupos vulnerados por la discriminación. Logramos grandes avances en la igualdad jurídica ante la ley. Sin embargo, todavía no tenemos igualdad social real, ante la vida cotidiana, como expresamos en la última Marcha del Orgullo. Lamentablemente, seguimos escuchando y padeciendo todo tipo de barbaridades y violencias, especialmente en este último tiempo. Por eso consideramos que el INADI y el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad son organismos esenciales en esa construcción de igualdad. Necesitamos un mejor Estado, no la destrucción del mismo. Sin Estado no hay igualdad para los grupos vulnerados por la discriminación”, sostuvo Flavia Massenzio, Presidenta de la Federación Argentina LGBT+.

Es por todo esto que solicitamos a las autoridades nacionales una urgente reunión para hablar de este y otros temas.

Puede ser una imagen de texto que dice "FEDERACIÓNARGENTINA LGBT Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans"