La lapidación de un varón gay en Siria renueva la alarma ante la creciente violencia hacia el colectivo LGBT por parte del EI

Una nueva muerte de un varón gay a manos del Estado Islámico, ocurrida ayer en la localidad de Tel Abiad en la provincia de Al Raqa al norte de Siria, por parte del Estado Islámico, renueva la alarma y llamamiento a la comunidad internacional para garantizar la integridad de lesbianas, gays, bisexuales y trans en todo el mundo. Esta muerte, que se suma a las ocurridas la semana pasada en Irak y a la ablación genital de 2 millones de niñas, se suma a la violencia en general que ha costado la vida a ciudadanas y ciudadanos de diversos países del mundo incluyendo cooperantes e integrantes de fuerzas de paz.  

Quienes integramos la Federación Argentina de lesbianas, gays, bisexuales y trans expresamos nuestro estupor por la noticia sobre una nueva muerte de un varón gay por parte del Estado Islámico (ISIS) en el norte de Siria, y nuevamente reclamamos una respuesta por parte de la comunidad internacional para garantizar la libertad e integridad de nuestro colectivo en todo el mundo. 

Hoy tomamos conocimiento de la muerte, víctima de una lapidación, de un varón gay en el norte de Siria en una de las regiones que el Estado Islámico ha instaurado el califato, un sistema de gobierno en el que el Califa se erige como líder máximo del Islam y del pueblo y gobierna de acuerdo a los preceptos de la sharia (ley islámica).

Esto lleva a un clima de violencia hacia diversos colectivos que cuesta vidas cada día y en el cual se cometen atrocidades como la ablación genital de 2 millones de niñas en Irak, ordenada por el líder del grupo yihadista, Abu Bakr al Baghdadi. En ese mismo sentido la semana pasada el mundo conoció la ejecución de un rehén japonés y el asesinato de dos varones gays arrojados al vacío en el norte de Irak.

Cabe recordar que, más allá de lo sucedido en el Estado Islámico,en el mundo se vive un creciente clima de violencia hacia lesbianas, gays, bisexuales y trans que se registra en más de 70 países del mundo (fundamentalmente de Medio Oriente, África, Europa del Este y Asia) que penalizan en diferente grado a la diversidad sexual. Incluso en 7 de ellos la penalización llega a la muerte de las y los acusados.

Al respecto Esteban Paulón, Presidente de la FALGBT expresó “Estamos impactados por una nueva muerte de un varón gay por parte del Estado Islámico, en esta ocasión arrojado al vacío y luego lapidado, que se suma a la ejecución de rehenes, cooperantes y todo tipo de atropellos hacia diversos colectivos sociales. Pero más nos preocupa la indiferencia con que tratan este tema algunos gobiernos, referentes  y organismos internacionales.»

Asimismo agregó «Nos preocupa enormemente el creciente clima de violencia hacia lesbianas, gays, bisexuales y trans que se vive en numerosos países del mundo, violencia motivada en su mayor parte por el fundamentalismo religioso. Exigimos una urgente acción internacional a favor de la libertad e integridad de nuestro colectivo que garantice la vigencia de los derechos humanos y la libre expresión de la orientación sexual e identidad de género de las personas en todo el mundo. Asimismo esperamos que los líderes polìticos y sociales globales se pronuncien claramente, y sin ambigüedades, contra la violencia y la discriminación que debe ser un compromiso colectivo».