La FALGBT celebra la aprobación de histórica resolución sobre Orientación Sexual e Identidad de Género en la ONU

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó hoy por 25 votos a favor, 14 en contra y 7 abstenciones una importante resolución acerca de la discriminación y la violencia basadas en la orientación sexual y la identidad de género. A pesar de algunas diferencias durante el debate, Latinoamérica mostró una postura unificada a favor de la igualdad en la votación final.

En el día de hoy, y en el marco de su 27ª sesión ordinaria, el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, con sede en Ginebra, aprobó una importante resolución sobre discriminación y violencia hacia las personas LGBTI presentada por Chile y Brasil, y copatrocinada por varios países de la región —incluida la Argentina— y del mundo. Además de ser un valioso reconocimiento a los derechos humanos de las personas LGBTI en todo el mundo, la resolución pide al Alto Comisionado en Derechos Humanos actualizar el informe sobre la cuestión presentado por la entonces Alta Comisionada Navy Pillay en 2012.

Varios países (en su mayoría africanos y del mundo árabe) habían presentado propuestas de enmienda que desvirtuaban completamente la resolución y eliminaban las referencias hacia la orientación sexual, a la vez que desconocían el informe presentado en 2012 por la Oficina del Alto Comisionado, lo cual sin dudas implicaba un grave retroceso en materia de protección contra la discriminación y la violencia motivadas en la orientación sexual y la identidad de género. Todas las enmiendas fueron rechazadas, principalmente con los votos de países europeos y latinoamericanos, además de Sudáfrica, Japón y Corea del Sur. Preocupa que en esa instancia tan importante Venezuela y Cuba hayan optado por ausentarse y no confrontar contra las propuestas claramente contrarias a los derechos humanos del colectivo LGBTI de varios países árabes y africanos.

Sin embargo, una vez confirmado que se votaría el texto propuesto originalmente por los patrocinadores de la resolución, Venezuela y Cuba se plegaron al resto de la región y votaron favorablemente junto a Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México y Perú.

En su preámbulo, la resolución aprobada expresa «gran preocupación por los actos de violencia y discriminación, en todas las regiones del mundo, que se cometen contra personas por su orientación sexual e identidad de género», y acoge «con beneplácito los positivos avances a nivel internacional, regional y nacional en la lucha contra la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género», así como «los esfuerzos realizados por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos para combatir la violencia y la discriminación».

Por otro lado, en su parte resolutiva«toma nota con aprecio del informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos titulado ‘Leyes y prácticas discriminatorias y actos de violencia cometidos contra personas por su orientación sexual e identidad de género’ (A/HRC/19/41), así como de la mesa redonda celebrada durante el 19º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos».

Y más importante aún, la resolución «solicita al Alto Comisionado que actualice el informe (A/HRC/19/41) con miras a compartir buenas prácticas y formas para superar la violencia y la discriminación, en aplicación de las normas y el derecho internacional de los derechos humanos en vigor, y que se lo presente en su 29º período de sesiones y que le informe al respecto cada dos años».

Al respecto Esteban Paulón, Presidente de la FALGBT expresó «Celebramos otro gran avance del activismo LGBTI internacional y de sus aliados y aliadas, ya que este tipo de resoluciones muestran que el camino de reconocimiento y ampliación de derechos en el mundo para nuestro colectivo no tiene vuelta atrás. Sin embargo, que países del peso de China o Rusia se opongan a reconocer la violencia y la discriminación motivadas en la orientación sexual y la identidad de género, nos alerta para no bajar los brazos y trabajar más intensamente aún en nuestros países y a nivel global».

En un mismo sentido Alejandro Nasif Salum, Secretario de Relaciones Internacionales de la FALGBT agregó «La postura casi unificada de Latinoamérica nos muestra que el movimiento LGBTI latinoamericano es cada día más fuerte y que debemos trabajar en conjunto para lograr la igualdad legal y real en toda la región. La postura ambigua de Venezuela y Cuba son un llamado de alerta y muestran que aún hay mucho trabajo de incidencia por hacer. Llamamos a gobiernos aliados como el argentino a dialogar estas cuestiones para alcanzar mayores niveles de consenso regional a favor de la igualdad».

Para finalizar Paulón concluyó «Una vez más reconocemos la labor que nuestro país realiza en ámbitos internacionales, así como la de otros países de la región. Saludamos que la postura favorable de Perú —que hace unos años era reacio a acompañar estas resoluciones— se asiente, así como el liderazgo de Chile en esta ocasión. Pero entendemos que esto implica que los gobiernos de la región deben comprometerse mucho más decisivamente en la lucha contra la discriminación y la violencia hacia el colectivo LGBTI, a través de políticas públicas y del reconocimiento legal igualitario de todas y todos. En ese sentido seguiremos trabajando junto a las organizaciones hermanas de la Patria Grande».