La FALGBT acompaña a ciudadanos rusos LGBT a reclamar por leyes que penalizan la diversidad sexual

Mañana el presidente Vladimir Putin visitará la Argentina en concordancia con su visita a Brasil para la reunión del bloque BRICS. Ciudadanos rusos, a los que la FALGBT acompaña en el proceso de asilo humanitario en nuestro país, intentarán abordarlo en su ingreso a la Casa Rosada, acompañados por una delegación de la organización. Asimismo las organizaciones miembro de la FALGBT manifestarán su repudio a las leyes que persiguen al colectivo LGBT en ese país.

Ante la presencia del presidente ruso Valdimir Putín, que visitará la Argentina el sábado 12 de julio, la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) acompañará a ciudadanos rusos que tramitan asilo en nuestro país a manifestarse contra las leyes que criminalizan la diversidad sexual en Rusia. Estos ciudadanos, junto a una delegación de la FALGBT, intentarán interceptar a Putin en la explanada de Casa Rosada, donde tiene previsto desarrollar una audiencia. Una delegación de referentes de la FALGBT, que trabaja para garantizar el asilo humanitario a ciudadanas y ciudadanos de ese país, en conjunto con organizaciones rusas, acompañará el reclamo.

La cita es en Plaza de Mayo el sábado 12 de julio a las 12hs. Asimismo en diversos puntos del país, las organizaciones miembro expresarán su rechazo a las leyes que desde hace más de un año penalizan la diversidad sexual en ese país. 

Cabe recordar que durante junio de 2013 la Duma (Parlamento federal) aprobó la denominada «ley contra la propaganda de las relaciones no tradicionales» —uno de cuyos principales impulsores fue el propio Putin— que en la práctica ilegalizó al movimiento ruso de la diversidad sexual y acentuó la violencia contra lesbianas, gays, bisexuales y trans en ese país y en otros de la región.

Desde que la ley —llamada «anti LGBT» por las y los activistas— fue aprobada en Rusia, la violencia contra lesbianas, gays, bisexuales y trans no ha hecho sino incrementarse y muchas personas dejaron el país buscando refugio en otros lugares del mundo más amigables con la diversidad sexual. Incluso varias ciudadanas y ciudadanos pidieron asilo al gobierno argentino con ayuda de la FALGBT, cuyos y cuyas activistas se habían reunido el año pasado con las autoridades de la Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE) para exponer la situación rusa y que la misma fuera tenida en cuenta al analizar las peticiones de refugio.

Al respecto de la visita de Putin Esteban Paulón, Presidente de la FALGBT, expresó «La llegada del presidente Putin, en momentos en que la violencia en Rusia hacia las personas LGBT no sólo crece sino que es promovida desde el Estado y, más aún, en una fecha cercana al cuarto aniversario de la Ley de Matrimonio Igualitario argentina, nos obliga —en solidaridad con las y los compañeros de Rusia que han sido ilegalizados por su gobierno— a manifestarnos para repudiar la discriminación promovida desde el Estado y exigir la derogación de estas leyes de odio. Putin tendrá en Argentina la posibilidad de ver que la convivencia en la diversidad, respetando la igualdad de derechos y promoviendo la no discriminación es posible y beneficia a toda la sociedad».

Por su parte, Claudia Castrosín Verdú, Vicepresidenta de la FALGBT agregó «Desde la FALGBT venimos trabajando para que refugiados y refugiadas de Rusia puedan rehacer sus vidas en nuestro país, por lo que conocemos de primera mano lo que ocurre allí. Desgraciadamente las tristes historias de exclusión y violencia no han hecho sino confirmar lo que ya sospechábamos cuando fuimos recibidas y recibidos el año pasado en la Embajada de Rusia por funcionarios que sostenían un discurso discriminatorio y estigmatizante».

Por su parte Alejandro Nasif Salum, Secretario de Relaciones Exteriores de la FALGBT finalizó «Más allá del Estado de las relaciones políticas y económicas entre Rusia y Argentina, y aun cuando sea para celebrar la invitación hecha a nuestro país para participar de la reunión del bloque BRICS, no podemos dejar de manifestar que el crecimiento y desarrollo económico de países como Rusia, India o China sólo serán completos y sostenibles si van acompañados de políticas para la inclusión y el bienestar de todos los sectores de la población, incluyendo —desde ya— al colectivo LGBT. Por eso llamamos a la diplomacia argentina a plantear estas cuestiones en los diálogos bilaterales y también en el ámbito del bloque BRICS, para seguir construyendo sociedades no sólo económicamente más avanzadas y soberanas, sino también más igualitarias».